Esta es una respuesta exagerada o excesivamente entusiasta al antígeno.

Esta es una respuesta exagerada o excesivamente entusiasta al antígeno.

Hay dos estrategias principales a considerar. La prioridad es la prevención de ataques de alergia en invierno. La siguiente prioridad es disminuir los brotes de alergia en invierno. Un ataque de alergia significa tener síntomas constantes. Un brote de alergia significa síntomas graves intermitentes. Ambos van de la mano.

Algunas cosas que puedes hacer en casa o consejos incluyen:

  • Limpieza: quitar el polvo y aspirar, especialmente detrás de los muebles o debajo de las camas; lavar cortinas, ropa de cama, almohadas y mantas utilizadas para mirar televisión o leer; lave la ropa de cama de las mascotas y báñelas para reducir la caspa; Lave juguetes, especialmente animales de peluche o juguetes blandos.
  • Pisos de madera en lugar de alfombras.
  • Fundas hipoalergénicas en almohadas, colchones o muebles.
  • Almohadas de fibra sintética.
  • Cambie los filtros de HVAC con frecuencia y limpie los conductos; sexgod-me-gummies-official.top Aspiradoras y filtros de partículas de aire (HEPA) de alta eficiencia.
  • Tratamiento de viviendas con calor-vapor.
  • Elimina cualquier tejido o artículo que transporte polvo en la casa.
  • Mantenga a las mascotas alejadas de áreas como dormitorios donde la gente pasa mucho tiempo.
  • Considere la humidificación de la casa.
  • Purificadores de aire.
  • Mantenga los alimentos sellados para evitar insectos u otras plagas.
  • Utilice ventiladores de baño o abra las ventanas temporalmente para controlar la humedad y proporcionar ventilación en sótanos u otros lugares donde se pueda acumular humedad.

Caspa de animales

En cuanto a las alergias a las mascotas, existe la idea errónea de que el pelaje provoca reacciones alérgicas. En cambio, la caspa de las mascotas es la verdadera culpable. La caspa es la proteína que se deriva de la piel, la saliva o la orina del animal y que es la que se mezcla con el pelaje. A medida que las mascotas deambulan por la casa, su caspa llega a todas partes, incluidos los muebles, las alfombras, las cortinas e incluso nuestros abrigos de invierno cuando las sacamos a pasear.

La mejor prevención de las reacciones alérgicas a la caspa de las mascotas es evitar el contacto con el animal o con sus muebles, alfombras y ropa. Naturalmente, eso es imposible, pero cepillar a tu mascota o mantenerla adecuadamente bañada es de gran ayuda. Incluso lavarse las manos con frecuencia puede reducir los efectos de la caspa de las mascotas.

Polvo y ácaros

Una evaluación detallada de su hogar y entorno laboral puede ofrecer mucha información sobre su exposición al polvo y a los ácaros del polvo. Pequeñas partículas de moho pueden ser un componente del polvo y la alergia puede ser tanto al polvo mismo como al moho o las esporas de moho.

La mayoría de las personas alérgicas son más sensibles a los ácaros del polvo que a las propias partículas de polvo. A los ácaros del polvo les encanta el calor y la humedad, especialmente cuando hace más frío afuera. Les gusta esconderse en almohadas, alfombras, mantas y en diversas superficies. Pueden activarse durante la limpieza, especialmente al aspirar.

No se pueden ver los ácaros del polvo, pero pueden hacer que las personas alérgicas se sientan como si estuvieran en medio de una tormenta de alergias.

Moho

Moho es otro nombre para un tipo de hongo. Las esporas de moho pueden estar en el aire y podemos inhalarlas, provocando síntomas de alergia.

Se ve algo de moho, pero en su mayoría no lo es. Pueden albergarse en lugares donde hay humedad como baños o cocinas.

La limpieza es la mejor prevención.

excrementos de cucaracha

La primera impresión que todos tienen es: ¡No tengo cucarachas!

Las cucarachas pueden esconderse en zonas desprevenidas y vivir en todo tipo de casas o estructuras. Los excrementos de cucaracha pueden sumarse al polvo y al moho, creando una mezcla potente que puede empeorar los síntomas de la alergia. Al principio, algunas personas no tienen alergia a las excrementos de las cucarachas, pero luego pueden desarrollar síntomas.

¿Las alergias invernales son lo mismo que el frío?

La mayoría de la gente confunde alergias, resfriados e infecciones de los senos nasales. Y eso incluye incluso a los proveedores de atención médica, ya que hay tanta superposición en los signos y síntomas que a menudo es difícil decir cuál es el diagnóstico.

Como regla general, los resfriados y las infecciones de los senos nasales son causados ​​por un patógeno, generalmente un virus. Eso significa que una persona debe estar expuesta al patógeno a través del contacto con otra persona.

Las alergias no pasan de una persona a otra. Nuestro sistema inmunológico provoca reacciones de hipersensibilidad a sustancias químicas o sustancias al no estar cerca de otras personas.

Además, los resfriados suelen desaparecer en unos días. Las alergias persisten.

¿Cuáles son los remedios para las alergias invernales?

Antihistamínicos

Estos medicamentos reducen la respuesta de la histamina y por tanto las reacciones de hipersensibilidad. Vienen en formulaciones somnolientas y no somnolientas.

Aerosoles nasales

Suelen ser solución salina nasal para limpiar la nariz y los senos nasales. Los aerosoles nasales antihistamínicos son otra forma de introducir antihistamínicos.

descongestionantes

Estos pueden causar nerviosismo u otros síntomas. Estos ayudarán a abrir las vías respiratorias, pero no afectarán directamente la respuesta alérgica en sí.

Gotas para los ojos

Gotas para los ojos para el alivio de los síntomas de alergia y ojo seco.

Analgésicos

Estos son importantes porque pueden ofrecer alivio del dolor, eliminar los dolores de cabeza y reducir la inflamación de las vías respiratorias.

¿Puedo prevenir las alergias invernales?

La mejor prevención incluye controles ambientales, evitar alérgenos conocidos y remedios de venta libre.

Cuando estas medidas no son suficientes y la persona alérgica continúa presentando síntomas, el siguiente paso importante es determinar exactamente a qué es alérgica la persona y en qué medida. Esto implica pruebas de alergia.

Las pruebas de alergia han supuesto muchos avances tecnológicos nuevos más allá de las pruebas cutáneas con agujas. Algunas pruebas se realizan sin ningún tipo de punción en la piel. Otros se realizan con análisis de sangre.

Puede estar justificada la inmunoterapia contra las alergias. Esto puede incluir vacunas antialérgicas tradicionales, pero algunos métodos más nuevos incluyen gotas, tabletas o incluso pasta de dientes especializada para niños y adolescentes.

Sí tu puedes. Muchas personas tienen alergias que no se diagnostican o se ocultan de forma eficaz. Su respuesta alérgica también puede variar en grado. El diagnóstico puede ser difícil de alcanzar, ya que es posible que no responda de la misma manera cada vez, o incluso ante lo mismo.

Conclusiones clave:

  • Las alergias ocultas pueden ser difíciles de diagnosticar y tratar.
  • Las alergias más comúnmente ocultas involucran alimentos, pero pueden incluir casi cualquier cosa.
  • Las alergias ocultas pueden causar síntomas sutiles y plantear desafíos particulares tanto para los pacientes como para los médicos.

Cualquier diagnóstico de cualquier condición médica puede ser uno de los aspectos más desafiantes de la medicina. Muchos de nosotros nos apresuramos a hacer nuestro propio diagnóstico basándose en un problema específico, generalmente resaltado por un signo o síntoma. Esto se conoce como diagnóstico clínico.

La realidad es que hacer nuestro diagnóstico a menudo está plagado de imprecisiones, ya que no tenemos suficiente información de pruebas médicas o procedimientos de diagnóstico, y no tenemos experiencia en ver a otras personas con una presentación clínica similar. Es por eso que los pacientes acuden a la clínica o a la sala de emergencias queriendo una prueba como una tomografía computarizada porque así se sienten más capacitados para hacer su diagnóstico o verificar sus sospechas con el médico.

Por supuesto, cuando cedemos y acudimos a un proveedor de atención médica, generalmente es porque nuestros remedios no parecen funcionar o estamos empeorando. Una parte importante es que sea el médico el que determine un diagnóstico clínico preciso, no nosotros. Seguramente pensamos que si el médico puede hacer un diagnóstico, entonces estamos en camino de mejorar ya que él o ella sabrá qué hacer.

Desafortunadamente, el diagnóstico clínico puede ser complicado. Muchos signos y síntomas no son específicos y se superponen con otros diagnósticos potenciales. Si los signos y síntomas son sencillos, el diagnóstico se denomina patognomónico. Si no es así, entonces el médico crea una lista de posibles diagnósticos o diagnósticos diferenciales.

Las alergias pueden variar desde ser un diagnóstico obvio (pagnomónico) hasta difícil y superponerse con otros diagnósticos. Las alergias pueden ocultarse por completo, haciéndolas misteriosas y frustrantes para el paciente, su familia y el médico.

Algunos pacientes pueden pasar años sin saber realmente a qué son alérgicos. O pueden sorprenderse al volverse alérgicos a algo nuevo que no tenían idea de que fuera un problema potencial.

¿Qué es una reacción alérgica?

El sistema inmunológico de nuestro cuerpo responde a los invasores extraños para protegerse. Cuando se detecta una sustancia extraña o un antígeno, nuestro cuerpo libera anticuerpos para combatir la invasión. Se liberan histaminas y otras sustancias para ayudar a nuestro ejército de anticuerpos a luchar contra el invasor.

Una reacción alérgica es una reacción de hipersensibilidad. Esta es una respuesta exagerada o excesivamente entusiasta al antígeno. Hay cuatro tipos:

  • Reacciones de tipo I (mediadas por IgE): un ejemplo es la anafilaxia o una reacción alérgica grave.
  • Reacciones de tipo II (mediadas por IgG o IgM): un ejemplo es la anemia hemolítica inducida por fármacos.
  • Reacciones de tipo III (reacciones de complejos inmunes): un ejemplo es la enfermedad del suero.
  • Reacciones de tipo IV (hipersensibilidad retardada o inmunidad mediada por células): los ejemplos incluyen hiedra venenosa o alergia al níquel.

Los pacientes propensos a sufrir alergias de tipo I o mediadas por IgE se conocen como atópicos. Estos están genéticamente dispuestos a reacciones de hipersensibilidad.

Las alergias ocultas suelen ser reacciones atópicas (Tipo I) o de hipersensibilidad retardada (Tipo IV). Muchos pacientes pueden tener alergias ocultas, especialmente a diferentes alimentos, y suelen ser de tipo I o IV.

¿Qué hace que una alergia esté oculta y no un diagnóstico erróneo?

Múltiples porciones del sistema inmunológico pueden causar una variedad de reacciones de hipersensibilidad. Es común que estas reacciones de hipersensibilidad produzcan síntomas importantes que imitan otros estados patológicos con signos y síntomas similares.

Un ejemplo útil y relevante es tener síntomas de las vías respiratorias superiores, como secreción nasal, estornudos, picazón en los ojos o la garganta, enrojecimiento y lagrimeo de los ojos y congestión nasal o torácica.

Puede resultar un desafío importante diferenciar estos síntomas de un simple resfriado, la gripe, el COVID-19 o las alergias. Puede haber una superposición entre un resfriado o una gripe y las alergias. Entonces, el resfriado puede desaparecer, pero debajo hay una alergia oculta que puede hacer que los síntomas persistan.

Las alergias ocultas más comunes

Con diferencia, las alergias ocultas más comunes se encuentran en los alimentos. Es tan frecuente que puede afectar hasta a una cuarta parte de la población. Con todos los diferentes ingredientes que se agregan a los alimentos durante la preparación y como conservantes, puede ser imposible juzgar qué tan grande es este problema.

Contents

Tags: No tags

Comments are closed.